Antes de nada, tengo que decir que PedroJ no me cae mal. Puesto en contexto.

Es decir, es un turiferario del poder, como toda una escuela periodística española post transición, como se ha reflejado de manera MARAVILLOSA en un análisis de la revista satírica Mongolia sobre Marhuenda, ( Otro día hablamos del hecho que representa que los análisis más lúcidos de la realidad actual me los encuentre siempre en El Jueves y Mongolia, lo encuentro extraordinariamente significativo de la situación actual) pero menos.

Es decir, si lo comparamos con Marhuenda, es Bob Woodward redivivo.

Con lo que ruego que no se tome este post “ad hominem” porque en realidad es “ad sectorem”. Aunque me centro en él porque creo que es el único que tiene potencial de redención.

El detonante de este post es este maravilloso artículo de El Confidencial, donde si cierran los ojos al sangrante hecho de que en un artículo de periodistas para periodistas se usa la palabra “exclusa” para referirse a “esclusa” (UPDATE: Ya corregido), podrán ver un delicioso cuento de Alicia en el país de las Maravillas que contiene una serie de falacias espectaculares mezclado con wishful thinking plus y omisiones de libro. Vamos a diseccionar el tema, porque tiene miga.

En el apartado de “Por qué es el mejor de la cuadrilla”

“El futuro es digital o no es. El negocio de la prensa escrita no se va a recuperar nunca. Nunca vamos a tener la publicidad que tuvimos ni a vender los ejemplares que vendimos”

No por obvio deja de maravillar que un pope de la vieja guardia haga semejante asunción de la realidad. A lo mejor estamos premiando la mediocridad, como decía Sean Penn, pero que diantres, está la cosa tan mal que lo vamos a dar como bueno.

“Se trata de cambiar la experiencia del PDF a la experiencia tableta. Es una ficha más del dominó, un gancho para continuar con el desarrollo de Orbyt y enriquecer el formato en línea con lo que ofrece el soporte”

Orbyt, hasta ahora, ha sido una experiencia en lampedusismo con un poco de fuegos artificiales y contenidos adicionales de valor. O lo que es lo mismo, la traslación de la experiencia PDF (Periódico de toda la vida, para entendernos) a una tableta, desaprovechando completamente las posibilidades que ofrece el dispositivo. Que puede estar bien para competir en el mercado digital de hace diez años, pero que ahora mismo, con ejemplos como Flipboard o más cercanos en España como Merlink, se queda un poco atrás. Tengo que ver como se traduce la propuesta del diario vespertino que ponen hoy en marcha en términos de aprovechamiento de la metáfora de comunicación Tablet, pero sinceramente, me espero más de lo mismo, a pesar de lo correctamente que está identificado el término “experiencia tableta”

“Somos el rompehielos. Es inaudito que Prisa o Vocento no se hayan anticipado o no lo estén haciendo a la vez que nosotros

Bueno, PRISA está muy ocupada huyendo hacia delante e intentando poner ambientadores de pino al cadáver, como en la película Seven. Y en Vocento están muy ocupados sacándose los ojos en el Consejo de Administración como para realmente coger el toro por los cuernos. Hay que reconocer que aquí el señor Ramírez no deja de tener razón, aunque sea el tuerto en el país de los ciegos.

Por cierto, que maravillosa, maravillosa, maravillosa metáfora de la prensa escrita es esa imagen de Seven. Enmarcando la escena, la palabra “Sloth” (pereza) escrita como con sangre ( o algo parecido) en la pared.

“hay anunciantes que no nos dan el dinero sólo porque seamos un instrumento rentable, sino por llevarse bien con nosotros

Acabáramos. Lo que el señor Ramírez admite aquí con una lacerante sinceridad es lo que todos sabemos: Que muchas veces los criterios de asignación publicitaria son puramente compradores de voluntades. Oooh. Shocking. Pero vamos a prescindir de la inmensa fetidez subyacente  que lleva esta afirmación aparejada (Que es mucho prescindir) y vamos a contarle a PedroJ lo que los ingleses llaman un “dirty little secret”:

La opinión pública ya no la conforman los medios de comunicación de masas.

Esto es como le oía a un periodista deportivo el otro día: “El equipo XX se piensa que esto es como antes, que bastaba con llamar a tres periodistas amigos para que de esto no se supiera nada”

Amigo PedroJ, lo que ocurre es que lo mismo que a las compañías tradicionales, sus cleintes se le están muriendo de viejos. Y lo mismo le sucede a sus subvencionadores para tapar la boquita. Porque los jóvenes ya saben que su capacidad de influencia está circunscrita a los hogares del jubilado de media España y determinados círculos de adictos menguantes.

En el apartado de “Por qué se la va a seguir metiendo”

“Ya siento dedicar todo este tiempo a la tecnología. A mí lo que gusta es salir a buscar noticias, poder fastidiar al mayor número de gente con motivo. Pero no hay más remedio. Si llegamos a las 200.000 suscripciones digitales, vamos en canoa”

Esta frase resume todo de una manera tan brillante que no voy a escoger más.

Lo entiendo. Es una molestia la necesidad de reinventarse tecnológicamente. Lo comprendo. Usted a estas alturas de la vida debería estar siendo masajeado por un grupo de doncellas núbiles en lugar de tener que estar preocupándose de estas groserías como la estrategia de su grupo para la próxima década y devolverle a sus amos el dinerito que le prestaron para una operación que no terminó de salir bien (De hecho secretamente piensa que por algo parecido o incluso peor a Janli le subieron el sueldo). Lo entiendo perfectamente.

Pero es lo que hay. En palabras del inmortal Sandro Giacobbe “Lo siento mucho, la vida es así, no la he inventado yo”

En resumen: PedroJ es el más listo del corral periodístico patrio, de eso no tengo duda, y no tiene problema en poner los huevos encima de la mesa e intentar reinventar el juguete. Viva y bravo. No todos están dispuestos a hacerlo. Al César…

Ahora bien, es suficiente la voluntad? En un entorno en que la brutalidad del cambio se ha decuplicado en la última década, la reinvención es algo tan complicado, que a veces se lleva por delante a los más grandes de los más grandes.  Así que imagínese a usted.

Muchas veces lo que te ha llevado a la cima es lo que termina hundiéndote cuando las circunstancias cambian. Su experiencia, su know how, su conocimiento de como funcionaban las cosas no le va a sacar de las arenas movedizas en las que se encuentra.

Señor Ramírez, líbreme Dios de darle consejos, pero estos chicos de Techcrunch dicen una cosa muy cierta. Bueno, dicen varias, pero dos en concreto deberían penetrar en su mente

  • You start from scratch
  • You need a mentor

En este mundo de publicidad dirigida, hiperrelevancia, curación de contenidos personales, perfiles, segmentaciones contextuales, personotecnia… usted se siente más perdido y más sólo que DeJuana Chaos en Facebook. Llámeme, a la primera copa invito yo. Si quiere intentar solucionar el problema, claro, si lo suyo es ganar tiempo para ver si consigue una jubilación asalmonada, no nos haga perder el tiempo a ninguno de los dos.

Y buena suerte, la va a necesitar.

Anuncios