Me manda Juanjo Carmena la Batiseñal:

Imagen

(El artículo, en todas sus guts and glory, lo podéis leer aquí )

Lamentablemente, el tema de las Tecnoutopías (Y su vertiente siniestra, las TecnoOrweliadas) ya lo he tratado en otra ocasión. Y el hecho de que sea Amazon no me saca de mi tesis principal, que viene a ser:

Amazon no sacará un carajo de todo lo que tiene, porque antes o después tendrá la tentación de intentar capitalizarlo guarramente, o venderlo a terceros, o intentar subir la acción, o cualquier pollada por el estilo y lo pondrá encima de la mesa.

Y entonces lo que pasó a Instagram será un cachondeo comparado con el Apocalipsis que se desatará.

Estoy de acuerdo con la tesis de Dans (A pesar de su aproximación tecnomonjil) porque sencillamente, hay líneas que no se pueden pasar sin el consentimiento expreso de los usuarios. Y para poder capitalizar todos los vectores personotécnicos (Fundamentalmente comportamentales, los más débiles, pero en abundancia y sincronizados) que genera un ecosistema como el de Amazon, hace falta conocer personotecnia. Y de eso, Amazon, como el resto de la tecnoesfera, no tiene ni puta idea.

Por ahora. Creo que estamos a falta de un señor escándalo de los que hunden compañías, no amagos ni globos sonda Instagram style. O dos.

Y entonces resonará la pregunta: Vale, no os puedo violar, pero esto tiene mucho potencial. ¿Podemos llegar a un acuerdo?

Imagen

Y entonces, y sólo entonces, sonará el teléfono de los expertos en personotecnia.

 

 

Anuncios